Hunter Biden

Los fiscales federales en Delaware, que trabajan con la agencia de Investigación Criminal del IRS y el FBI, están tomando medidas abiertas como emitir citaciones y buscar entrevistas, relacionadas a una investigación criminal contra Hunter Biden, hijo del presidente electo Joe Biden.

La actividad en la investigación se ha vuelto encubierta en los últimos meses debido a las pautas del Departamento de Justicia que prohíben acciones abiertas que podrían afectar una elección, dijo a CNN una persona con conocimiento de la investigación.


Los investigadores han estado examinando múltiples problemas financieros, incluido si Hunter Biden y sus asociados violaron las leyes fiscales y de lavado de dinero en negocios en países extranjeros, principalmente China, según dos personas informadas sobre la investigación.

Algunas de esas transacciones involucraron a personas que, según el FBI, provocaron preocupaciones de contrainteligencia.

La investigación comenzó en 2018, antes de la llegada de William Barr como fiscal general de Estados Unidos, dijeron dos personas informadas sobre la investigación. La existencia de la investigación presentará una prueba inmediata a la promesa de Biden de mantener la independencia del Departamento de Justicia.

La investigación no involucra al presidente electo Joe Biden.