Los abogados defensores de Pablo Lyle, el actor mexicano acusado de homicidio involuntario por la muerte del cubano Juan Hernández en Miami, comparecieron hoy en corte y solicitaron al juez se le entregase más información sobre la víctima.


La defensa de Lyle, que busca exonerar al actor, pidió de esta forma se le entregase records médicos de Hernández, así como un resumen de todas las cosas que habían en el vehículo de la víctima en el momento del incidente, informó el Nuevo Herald.

La defensa busca reforzar el argumento que Lyle se estaba defendiendo a sí mismo en el momento del ataque sobre Hernández.

De acuerdo al Herald, en una entrevista con Univision fuera del tribunal, uno de los abogados de Lyle explicó que solicitó el informe de toxicología en parte para tratar de corroborar rumores de que Hernández ha tenido “problemas antes con el alcohol.”

El inventario de lo que la policía encontró dentro de su vehículo, en una conversación posterior con la prensa, el mismo abogado explicó que quiere saber si Hernández tenía armas en el auto, como una pistola o un cuchillo.


Durante esta audiencia en corte Lyle no tuvo que estar presente.

La próxima audiencia en la cual Lyle si tendrá que acudir está programada para el 22 de agosto. Durante esta audiencia se determinará el argumento de «defensa propia», y si el actor actuaba con legalidad bajo la ley de Florida.