El abogado de la familia de José Fernández, Ralph Fernández, presento un documento en la corte donde asegura que la investigación sobre la muerte del pelotero cubano estuvo plagada de errores.


“un lamentable trabajo repleto de errores, afirmaciones erróneas, especulación e incorrecto razonamiento” fue como describió el abogado de la familia.

El documento presentado por el abogado es la respuesta a una petición que presentaron los familares de los dos amigos de José que murieron con él y donde reclaman daños punitivos.

En la demanda que presentaron en febrero, las familias de Emilio Macías y Eduardo Rivero se basaron en las conclusiones de la pesquisa hechas por la FWC, entre ellas de que era Fernández quien conducía la lancha rápida la noche de la tragedia con un nivel de alcohol en la sangre tres veces más alto que el límite y que tenía cocaína en el sistema sanguíneo. Las familias buscan millones.

Entre los problemas encontrados por el abogado estan que no existe ninguna foto ni video mostró dónde los rescatistas recuperaron los cadáveres de los tres amigos; el Departamento de Medicina Forense de Miami-Dade no siguió los procedimientos y realizó las autopsias a los muertos sin estar presentes investigadores de la FWC; la FWC no investigó de inmediato el sitio donde el bote se estrelló, sino que permitió que fuera remolcado a un muelle con el mar picado, lo que compromete cualquier evidencia potencial; varios videos que captaron el bote en marcha no pudieron utilizarse pero, según el documento de Ralph Fernández, la FWC no los amplió electrónicamente y la información de una llamada hecha con el celular de José Fernández poco antes del accidente se ignoró.


“Es difícil comprender cómo una investigación de semejante importancia pudo haber conducido a un reporte de tan pobre calidad”, dijo Ralph Fernández el miércoles por la mañana.