Stephen Zack, de origen cubano, es un destacado abogado litigante, que ha participado en casos de alto perfil como el de Bush Vs. Gore, del recuento electoral tras las elecciones presidenciales del 2000.

Además, a los 41 años, en 1989, Zack se convirtió en el primer abogado de origen hispano y el más joven en ocupar la presidencia del Colegio de Abogados de Florida.

Dicha organización reconocerá a Zack con el premio Espíritu de Excelencia, que celebra los logros de abogados que trabajan para promover más diversidad racial y étnica en la profesión de derecho.

“La profesión tiene que tener la misma cara del pueblo, sino la tiene no va a tener el respeto del pueblo”, dijo el letrado de 69 años de edad, quien es asociado de la firma Boies Schiller & Flexner, en Miami.


“Perder la libertad no es algo imposible, yo perdí mi libertad en Cuba, y es importante que la gente sepa que la ley los protege”, agregó Zack, de origen judío, en entrevista con el Nuevo Herald. “Una Constitución no tiene valor si la gente no sabe cómo defenderla. Las Constituciones son palabras, las personas las convierten en hechos”.

El Colegio de Abogados también reconocerá a Thomas Fredericks, de Colorado; Peggy Nagae, de Oregon y Kenneth G. Standard, de Nueva York, durante un almuerzo en el hotel JW Marriott Marquis de Miami.

(Con información de el Nuevo Herald).