El cubano, Mijaíl Bonito Lovio, quien llegó a Chile con 25 años de edad, graduado como Abogado en la Universidad de La Habana, aspira a convertirse en el primer inmigrante que llega a ser diputado en ese país.


Se postula a las elecciones parlamentarias de 2017 para representar al Distrito 9 de la capital chilena como candidato del partido Evópoli (Evolución Política), que él ayudó a fundar en 2003.

Nacido en La Habana el 13 de febrero de 1975, Mijaíl es hijo del economista cubano Gustavo Bonito Lara y de la historiadora y militar Vivian Lovio Cárdenas.

Durante sus estudios en la Universidad de La Habana fue presidente de la Federación de Estudiantes de la Facultad de Derecho (1997-98), y le contó al diario El Líbero que alcanzó esa posición sin ser militante comunista.


Añadió que sus diferencias con el régimen de Fidel Castro lo motivaron a salir de Cuba. “Como su mujer era chilena, decidieron venir al país. Si bien el matrimonio sólo duró tres años, él decidió quedarse viviendo en Santiago”, explicó.

En Chile revalidó su título de abogado y ha llevado adelante su vida profesional como abogado y ejecutivo de empresas en el mundo privado, así como asesor jurídico en municipalidades.

“No postulo a la Cámara en calidad de inmigrante, lo hago en calidad de chileno”, afirmó.

Mijaíl Bonito dice que Chile lo ha recibido con mucho cariño y que nunca nadie “me ha recordado que soy inmigrante”, y que si bien es uno de los temas que le gustaría instalar para “regularizar” en el Congreso, no lo considera el “único o el principal tema de un diputado, por muy inmigrante que sea”.