Una madre cubana radicada en Miami contaba los días para volver a reunirse con su esposo e hijo de 10 años, quienes esperaban cita de inmigracion, cuando repentinamente sus sueños le fueron arrebatados.

Con lágrimas en los ojos, Yenileydi Manzano contó a Univision23 como su esposo falleció en Cuba a causa de una enfermedad a solo meses de su entrevista, dejando al niño en un limbo migratorio.


La abogada de inmigración Claudia Canizares intenta ahora que al pequeño se le otorgue una visa humanitaria para poder llegar a Miami y reunirse con su madre.

El niño vive en Cuba al cuidado de su madrina, y como explicara la abogada Canizares al morir su padre su reclamación queda anulada.

«El nino era un cobeneficiario de esta petición, pero la petición directamente no lo beneficiaba a él, era a su papá».

De comenzar un nuevo proceso el niño demoraría más años en llegar a reunirse con su mamá.


«Me parece que este es el tipo de caso que merita una visa humanitaria: un niño menor de edad que no tiene familiares directos en Cuba».

«Soy su mamá y lo necesito ahora más que nunca», dijo su madre afligida.

El niño no sabe que su padre falleció hace 11 días, y ya comienza a hacer preguntas. Su madre quisiera comunicárselo ella misma, pero no ha podido viajar por la pandemia.

«No tengo vida, no tengo paz, porque no la puedo tener», dijo.

En su página de Facebook la abogada compartió el siguiente mensaje:

«Este es uno de los casos más tristes que he tenido en mucho tiempo. El dolor de esta madre y su hijo es incomparable. No solo ha perdido a su esposo, y el padre de su hijo, ahora el niño está solito. Un niño que tiene casi la misma edad de mi hijo. Esperemos que pronto podamos reunir a esta familia».