Colegio electoral en La Habana (Imagen tomada de 14yMedio)

Desde las primeras horas de la mañana, observadores independientes que siguen este domingo 24 de febrero, el referendo constitucional en toda la Isla, empezaron a reportar irregularidades recurrentes, recoge Diario de Cuba.


Arrestos de varios opositores y cerco policial en sus viviendas para impedirles que ejerzan su derecho al voto.

También han llegado denuncias sobre la presencia de «brigadas de respuesta rápida» (grupos parapoliciales) en la Circunscripción 14 de Antilla, Holguín, con el fin de intimidar a los miembros de Observadores de Derechos Electorales (ODE).

Además de la falta de privacidad para el sufragio de personas que no pueden acudir a los colegios electorales, en dichos centros de votación, observadores y la Asociación Cubana de Observación Electoral (ACOE) denunciaron el uso de lápiz y no tinta para marcar las boletas.

Inclusión de electores a última hora, en el Padrón Electoral de Villa Clara, según Diario de Cuba, el hecho tuvo lugar en un colegio de la circunscripción 29.


En La Habana faltaba la apertura el Padrón Electoral, en varios colegios del municipio Plaza de la Revolución.

ETECSA ha suspendido sus servicios de recargas de los móviles en Plaza de la Revolución «porque se están realizando las votaciones».

En un colegio de Artemisa la miembro de la mesa electoral se negó a atender las dudas de un ciudadano que no había recibido la boleta de convocatoria y estaba preguntando dónde debía ejercer su derecho al voto.

También del mismo centro de votación en Artemisa, le llevaron la boleta abierta a su domicilio a Liduvina Monte, impedida física.

Miembros de la «brigada de respuesta rápida» se encuentran de manera permanente dentro del colegio electoral de Artemisa para amedrentar a los observadores independientes y electores.

Reportes de boletas sin folio y sin número de colegio electoral en Santiago de Cuba, esto facilita que las mismas se puedan sustituir fácilmente.