Este domingo 25 de noviembre se cumplen dos años de la muerte del dictador Fidel Castro, con motivo de la fecha, el oficialista diario de la Unión de Jóvenes Comunistas “Juventud Rebelde” publicó un artículo titulado “Privilegiado y desafiante modo de heredar”, informa Diario de Cuba.

En el texto se trata a la figura del autócrata cubano como un parteaguas de la historia, el antes y después, “como con Cristo”.

“Especialmente los hijos de Cuba, sabrán que, habiéndose convertido el líder excepcional en legado, luego de acompañarnos terrenalmente, estamos habitando una nueva era”, apunta la prensa estatal.

Según el artículo, la nueva era puede vivirse siguiendo los consejos de Castro, y cita un texto del líder llamado “Regalo de Reyes” de 2008, donde sugiere a los “revolucionarios más jóvenes” vivir “sin ambición de poder, autosuficiencia, ni vanaglorias”, evitar las consignas, hacer uso de la ciencia y la computación, evitar la burocracia y practicar ejercicios físicos y mentales.


Por su parte el designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel ha publicado gran cantidad de tuits para rendir tributo a la memoria del dictador.

Castro I que falleció a los 90 años de edad, estuvo 48 años en el poder, este 2018 la Isla está viviendo el segundo año de su ausencia, inmersa en un proceso de reforma de la actual Constitución de 1976, señala Diario Las Américas.

Sin embargo los líderes históricos de la revolución cubana siguen dirigiendo el país caribeño, y la figura del nuevo presidente, es más bien decorativa, y continuista como el mismo se ha encargado de tuitear con el hashtag #somoscontinuidad.

Este es el primer año de Cuba con un gobernante que no lleva el apellido Castro, y quien no conoce la historia del país, pudiese pensar que hay cambios, sin embargo la realidad es que las tímidas reformas económicas no acaban de fraguar, la represión contra los opositores continúa, y en los últimos meses se ha hecho más fuerte, las políticas culturales de la Isla son más cerradas que incluso hace par de años atrás. El panorama dentro de la Mayor de las Antillas no luce esperanzador, sino todo lo contrario.

Las nuevas medidas del régimen de La Habana con el sector privado buscan asfixiar más a los cubanos, la tensión entre Cuba y EEUU se ha recrudecido, y el Gobierno cubano busca amparo en sus viejos aliados (Rusia y China) ante la crisis en Venezuela.

Cabe preguntarse entonces dónde han quedado entonces aquellos vientos de cambio que esperanzaron a algunos una vez, cuando vieron que la Isla estaba abocada a una apertura y a una transición con el deshielo entre La Habana y Washington, y luego con la muerte del tirano.

Al parecer fue más espejismo que realidad, pero este escenario nos recuerda quizá que Cuba vive su eterna Guerra Fría, según el texto de Jorge I. Domínguez, así titulado, y que próxima a sus 60 años, puede ser que haya dictadura, desafortunadamente, para rato. ¿A dónde se fueron las esperanzas de los cubanos?