Casi dos semanas después del paso de un voraz incendio en Eastpoint, Florida, más de cien personas siguen sin tener donde resguardarse.


El jefe policial del condado Franklin, A.J. Smith, en declaraciones publicadas en el Panama City News Herald detalló que ya se iniciaron trámites para asignar 31 casas móviles a las personas que perdieron su vivienda, pero todo ha quedado estancado por cuestiones burocráticas.

“Estoy más que frustrado. Hemos pasado otro fin de semana y esta pobre gente está afuera en el calor, eso es inaceptable”, contó Smith.

“Capital Area Community Action”, una agencia local declaró que ayudará a compensar al condado por las casas rodantes que pueden ser trasladadas a terrenos privados.

Según el jefe de la agencia, Tim Center: “serán gratuitas por seis meses”.


“No es una solución permanente, es temporal. Lo que queremos es darle algo de esperanza a esa gente que ha quedado desplazada”, añadió.

Un total de 36 viviendas fueron engullidas por el fuego, arrasando 330 hectáreas; las personas que quedaron sin nada han recibido ayuda de vecinos, que les han regalado ropa, dinero y alimentos.

(Con información de El Nuevo Herald)