ancianos-cuba


Un reciente informe de la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba (ONEI) publicó proyecciones para el 2035 sobre el incremento de la cifra de personas mayores de 60 años, lo cual representa un grave problema para un país que necesita del trabajo para salir adelante.

Según cifras de dicho informe, para el año 2035 serán unos 3,6 millones los cubanos con 60 años o más

La cifra, que representa una alerta para la isla, es un poco más del doble de la registrada en el 2015, cuando casi 2,2 millones de cubanos sobrepasaban las seis décadas de vida.

“En el término de 20 años el país verá crecer sus efectivos de ese sector de la población en 1,4 millones de personas (…) Esto significa una notable sobrecarga para los sistemas de Seguridad Social y Salud Pública”, dijo el organismo.


“En términos relativos se pasaría de 19,3% en el 2015 a 32,1% en el 2035. A partir de ese último año se desacelera el proceso de envejecimiento y hacia el 2038 comienza a decrecer igualmente a un ritmo lento, para luego retomar nuevamente a una tendencia creciente, pero desde ese momento a un ritmo más lento”, manifiesta el informe.

La ONEI advierte que de mantenerse las tendencias consideradas en la actual proyección, la cifra más alta de población de 60 años y más alcanzaría durante los años 2037-2038, con poco más de 3 millones, para luego decrecer lentamente hasta el año 2046 en que deberá retomar el crecimiento más lentamente.

Entre el 2012 y el 2040 se espera un déficit de fuerza laboral que supera los 815.000 efectivos.