Un estimado de 20,000 paletas de botellas de agua aparentemente han estado sentadas en una pista de aterrizaje en Puerto Rico desde que el huracán María devastó la isla, y ninguna agencia del gobierno ha sido capaz de responder por qué.

Abdiel Santana, que trabaja para una agencia de la policía de Puerto Rico, publicó fotos de las plataformas en una pista en Ceiba el martes. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias dijo a CBS News el miércoles que FEMA entregó el agua embotellada a la isla, pero dijo que la agencia no rastreó los envíos específicos.

El Secretario del Departamento de Seguridad Pública de la isla, Héctor M. Pesquera, dijo en un comunicado que «el gobierno de Puerto Rico nunca recibió el agua de FEMA para su distribución durante la emergencia, y no fue hasta abril de 2018 cuando se nos notificó su disponibilidad».

Ninguna de las agencias parecía tener una respuesta sobre cuánto tiempo estuvo sentado el agua en el asfalto y por qué no se había distribuido.

Un alto funcionario de FEMA le dijo a CBS que si FEMA «puso esa agua en esa pista, habrá un infierno para pagar … Si lo hicimos, vamos a ‘confesarlo'».