“Un día triste [para Cubana de Aviación]. Se hace historia. Cierra una ruta más. ¿Cuántas internacionales quedan?”, comentaba un internauta en la red de redes.

La aerolínea oficial de Cuba, Cubana de Aviación ha cancelado una de sus principales rutas intercontinentales, el vuelo La Habana-París-Santiago de Cuba, luego de semanas de hacer lo mismo con el trayecto entre la capital cubana y Santo Domingo.

La línea aérea comunicó a pasajeros franceses con boletos París-Santiago, que serían trasladados a vuelos de Air Caraïbes.

Con anterioridad, usuarios de foros especializados en internet habían comentado la decisión de autoridades cubanas.

A fines de 2016, Air Caraïbes inició sus vuelos a la Mayor de las Antillas, en código compartido con Cubana de Aviación.

De acuerdo a estadísticas de ese año, más de 165.000 franceses viajaron a Cuba.

Todo parece indicar que los aviones IL-96-300, usados por Cubana para el largo radio, están fuera de servicio. Aunque esta semana se pudo ver uno en Caracas y Buenos Aires.

Sin embargo, las dos rutas semanales entre La Habana y Madrid son cubiertas por un avión fletado a la empresa española Plus Ultra, un Airbus 340.

La compañía rusa Voronezh Aircraft Company, dijo el pasado 27 de diciembre, la cantidad de dinero pagado por el régimen cubano por 14 aviones rusos y ucranianos desde 2006, unos 432 millones de dólares. A causa de problemas técnicos, la mayoría permanece en tierra.

Según expertos consultados por Diario de Cuba, el negocio ha sido “un fracaso” para Cuba, ya que con tal presupuesto Cubana de Aviación pudo haber adquirido varios aviones de mejor calidad que se fabrican en Occidente.