Julián de 7 años, fue diagnosticado a los 3 con Dystekeratosis Congénita, un desorden genético raro en el cual la médula ósea no produce suficientes glóbulos sanguíneos.

El niño toma la medicación que los médicos le han prescrito, sin embargo le advierten tiene poco tiempo de vida.

Su madre Mayra García, busca un donante compatible para su pequeño hijo, Julián tendrá que someterse a un transplante de médula osea para poder salvar su vida.

Aunque Mayra y Julián viven en Homestead, a través de una agrupación sin fines de lucro en Minneapolis, llamada Be The Match, ella ha realizado varias ferias de donantes y ha logrado que docenas de familiares y amistades hayan sido examinados, pero ninguno es compatible totalmente con el perfil del ADN del niño, lo que es necesario para el trasplante.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Cada día que pasa se hace más difícil. Es solo un niño pequeño. Necesitamos ayuda”, confiesa la madre.

Mayra es mexicana y Dany Morales, el padre de Julián de Nicaragua, de acuerdo a El Nuevo Herald, esto hace más difícil ncontrar un donante compatible con el ADN del menor, existen mucho menos donantes hispanos en general.

Amy Alegi, vice presidenta de mercadeo y comunicaciones de Be The Match, que trata de encontrar donantes para personas diagnosticadas con diferentes tipos de cáncer de la sangre como leucemia, linfoma y mieloma múltiple, explica que “mientras étnicamente más diversos sean tus antecedentes, más difícil es encontrar uno compatible”.

Be The Match ha estado educando al público a través de campañas para conseguir donantes, “siempre tratamos de que nuestro registro sea diverso”, comentó Alegi.

Si desea ayudar a Julián o a otros pacientes como él, visite Join.BeTheMatch.org/SaveJulian para unirse al registro de Be The Match.

(Con información de El Nuevo Herald)