Raymond Shove de Ontario, tuvo una larga semana de trabajo en la construcción, y decidió detenerse a tomar una taza de café en su camino a casa.

Luego de que compró su café, Shove se detuvo en el Fastrac en Rt. 104. cerca de Knickerbocker Rd., compró un boleto de lotería y se fue a su hogar en la noche.

El hombre contó que bajó a su sótano, rascó el boleto de la lotería de $ 5 millones de dólares y se sorprendió con el resultado.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Jugué este juego por un tiempo, pero quedé muy conmocionado cuando me di cuenta de que había ganado el premio mayor”, detalló.

Shove explicó que luego tranquilamente dejó su boleto y se fue a la cama. “Ni siquiera se lo dije a mi esposa. Lo deslicé debajo de algunos periódicos y me fui a dormir”. ¿El hombre de Ontario que trabajó toda la vida en la construcción era un nuevo millonario lo supo, y se fue a dormir?

Luego de retenciones requeridas, el premio entregado a Shove será de $ 3,309,000.

“Nunca tuve esta cantidad de dinero, así que probablemente invertiré la mayor parte, cuidando a la familia y planificando el futuro”, declaró el sencillo constructor.

Shove es la séptima persona en lo que va de año en ganar al menos $ 1 millón jugando un juego de la Lotería de Nueva York.

(Con información de Mundo Hispánico)