Sue Brewer, de 61 años, había estado nadando en la piscina del hotel Grande Memories en Varadero, Cuba, cuando enfermó violentamente de diarrea crónica según reporto el diario The Sun.

Sue contó que nada más entrar en la piscina del hotel, se dio cuenta de que algo no iba bien. Los empleados del hotel le confesaron que no tenían cloro para echarle a la piscina y después de las quejas cerraron el área.

Sue Brewer tuvo que ser hospitalizada y ahora desde Inglaterra esta exigiendo a la agencia TUI que le reembolse el dinero de sus vacaciones en la isla.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba