Aunque Donald Trump sigue siendo el presidente más rico en la historia de Estados Unidos, un año después de haber asumido la presidencia del país la fortuna del magnate ha disminuido, según la última lista de multimillonarios de Forbes.

Tras un año de residir en la Casa Blanca, la riqueza de Trump ha disminuido 400 millones de dólares, para quedar en un total de 3.100 millones de dólares, de acuerdo a Forbes.

¿Ha descuidado sus negocios después de ser presidente de EEUU?

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

No necesariamente, la causa del declive se debe a los mercados y la caída de los bienes raíces principalmente en la ciudad de Nueva York.

El valor de propiedades como la emblemática Trump Tower situada en medio de la Quinta Avenida se ha reducido, a causa del auge del comercio electrónico.

Según los estimados de la publicación, el valor de este edificio disminuyó 41 millones de dólares desde enero de 2017 hasta la fecha.

En la misma zona en 6 East 57th Street, donde se encontraba una tienda Nike como inquilino, el presidente tiene otra propiedad, sin embargo la marca deportiva decidió abandonar el lugar en primavera.

Hay que tener en cuenta que es una época en que las grandes minoristas están cerrando cada vez más tiendas.

Eric Anton, agente de bienes raíces de Manhattan dijo: “no conozco ningún inquilino que necesite tanto espacio aparte de los grandes almacenes. Y no creo que haya grandes almacenes en expansión”.

Otro elemento que incidió en que la fortuna de Trump disminuyera es que en el último año, el valor de su empresa vinculada a la hotelería se redujo en 50 millones de dólares aproximadamente.

Aun así, en cuestión de negocios no todo ha ido tan mal:

Trump tiene multiples campos de golf, que se han visto menos afectados. Tres de los clubes de golf más grandes del presidente se ubican en estados que votaron por él, y esto parece haber aumentado los ingresos más del 5%, por el empuje político.

Otros 32 millones de dólares han recaudado el espacio de oficinas que Trump posee en Manhattan, ya que los mismos han tenido un mejor desempeño que el comercio minorista.

Se reportan también ganancias alternas, por algunos inmuebles del presidente, como un 15% en un edificio de Nueva York, y de dos espacios de Trump en San Francisco, donde el mercado está próspero, las ganancias en esta ciudad fueron de 71 millones.

(Con información de Mundo Hispánico)