enmienda para viajes a CubaLa presión de muchos cubanos y del presidente Obama surgió efecto y los republicanos retiraron de la ley de gastos de los Estados Unidos la enmienda que restringiría el envío de remesas y viajes a Cuba. Muchos cubanos llamaron a la Casa Blanca y presionaron mucho para que Obama hiciera algo al respecto, el mismo presidente Obama prometió vetar la ley si esta intentaba aumentar las restricciones sobre el envío de remesas y viajes a la isla. La Casa Blanca presiono para que los demócratas no aprobaran el proyecto hasta que la enmienda no fuera retirada. La enmienda del republicano Mario Díaz-Balart se convirtió en el último punto de desencuentro entre republicanos y demócratas para aprobar la ley por lo que decidieron retirar la enmienda.

La medida de Díaz-Balart pretendía regresar las restricciones a la época de Bush al limitar el financiamiento para las agencias envueltas en las operaciones con Cuba. Muchos temían que la medida pasara debido a lo delicado de la ley que se discutía, la ley de gastos debía ser aprobada esta semana sino las agencias federales quedarían sin dinero por lo que muchos temían que incluso Obama no sería capaz de vetarla. Al final de las negociaciones otros republicanos presionaron a los congresistas republicanos para que retiraran la enmienda. Hasta hora los cubanos podrán seguir viajando y enviando remesas a sus familiares en Cuba con total normalidad.