Las carreras de botes acuáticos regresan al Miami Marine Stadium después de 26 años con las competiciones del P1 AquaX y el P1 SuperStock USA Championship, que se llevan a cabo este fin de semana como parte del P1 Miami Grand Prix.

Decenas de personas acudieron este sábado al espectáculo realizado por la empresa Powerboat P1, en un momento en el que la Ciudad de Miami contempla planes de restauración del Marine Stadium, por un costo que ronda los $45 millones.

Si todo sale bien se podría convertir en un gran espectáculo para la ciudad.