El presidente de Rusia, Vladimir Putin, considera que el bombardeo estadounidense contra una base aérea del gobierno sirio es una “agresión contra un Estado soberano” y que está basado “en pretextos inventados”, declaró el viernes el Kremlin, citado por agencias de prensa rusas.

Además, el Kremlin consideró que la acción de Washington causó un daño considerable a las relaciones ruso-estadounidenses.

Putin dijo que “ve en los ataques un intento por parte de los EE.UU. de desviar la atención de la comunidad internacional de las múltiples víctimas entre la población civil en Irak”, donde tropas estadounidenses lideran una operación militar contra el Estado Islámico.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que “el presidente Putin considera que los bombardeos estadounidenses contra Siria son una agresión contra un Estado soberano en violación de las normas del derecho internacional”.