Reynaldo ‘Rey’ Regalado salió de Santiago de Cuba hace 17 años, hoy con 58 años es el dueño de Papi’s Cuban Grill, uno de los restaurantes cubanos consentidos de Georgia, que abrió sus puertas desde 2002.

El cubano ya tiene restaurantes en seis localidades, Atlanta, Lawrenceville, Decatur, Stockbridge y Kennesaw, y ha empleado en ellos a 138 personas.

Cuenta que “el primer año fue muy difícil, mi hermana estuvo trabajando conmigo, prácticamente lo abrí con amigos y familiares. Aparte de haber trabajado mucho, me considero una persona de suerte porque siempre se me han acercado personas que en vez de hacerme daño me han ayudado a crecer”.

“Un día se me acercó un señor cubano, tremendo cocinero, y me dio ideas de cómo hacer el congrí, cómo hacer las masitas de puerco. Entonces a los conocimientos que ya tenía le agregué esas cositas y se fue creando el producto que tenemos ahora, que es bueno y que nos ha hecho triunfar”, reveló el exitoso empresario cubano.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Regalado, con golpe de suerte, se unió con unos doctores cubanos que frecuentaban el restaurante y abrieron los demás.

En Papi’s Cuban Grill no sólo están los platillos más representativos de la Isla como Lechón asado con arroz congrí (moros y cristianos), yuca; la Ropa vieja con arroz, frijoles negros y plátanos maduros. El menú se ha ampliado y cuentan con platos originales de Santiago de Cuba, como pollo vaca frita, masitas de puerco, lechón asado, tostones supremos y el sándwich cubano rey, ofrecen también arroz con pollo, croquetas de jamón, yuca frita y empanadas.

Las paredes del establecimiento están adornadas con pinturas y fotografías de paisajes y gente de la Isla, además de fotos de celebridades que han visitado el restaurante, entre ellos, el actor cubano William Levy, Alberto Pujols, el cantante estadounidense Usher, y la actriz Michelle Rodríguez.

El nombre del restaurante lo eligió por su padre, quien murió en Cuba, el mismo año en que él abrió el primero de los negocios.Regalado da el mérito de la receta del lechón asado a su padre, fue éste quien le enseñó.

“De esa manera le rendí honor a mi padre, mi familia y a Cuba. La clave del éxito es ser honesto y no hacer daño, tratar de ser una persona de bien y ayudar a los demás. Si haces eso, Dios te va ayudar a que en tu vida se te acerque lo bueno y que te salgan las cosas bien”, confesó el propietario de Papi’s Cuban Grill.

(Con información de Mundo Hispánico)