Se prevé para inicios del 2018 que la empresa mixta Coralac S.A. que gestionan el Gobierno cubano y la multinacional suiza de alimentos y bebidas Nestlé comiencen a comercializar nuevas variedades de helado en el mercado cubano, informó la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

El director comercial de Coralac, Julio César Santana, dijo que en los meses venideros empezarán a vender Frappelatte (un helado que se obtiene sobre la base de café) “en restaurantes y hoteles” de la Isla caribeña.

El directivo aseguró que también tienen prevista su exportación, con interés de insertarlo en los países del Caribe.

Santana declaró que durante los primeros tres meses del año entrante, debe lanzarse la nueva línea de helados Premium, con sabores como vainilla con salsa de manjar, chocolate almendrado o con galletas, entre otros.

Los helados vendrán envasados en un formato de 118 mililitros, en un recipiente de polipapel, y momentáneamente estarán destinados al mercado cubano.

El funcionario dijo acerca de la Línea Azul de chocolate, uno de los helados que Nestlé comercializa en Cuba, “que se ha mejorado” la receta anterior en cuanto a los ingredientes.

Los productos Nestlé se venden normalmente en las tiendas que recaudan divisas.

Según directivos de la compañía para América, sus ventas en la Mayor de las Antillas se incrementaron durante 2016, junto con sus ingresos en toda América Latina.

En marzo de este año, Nestlé anunció que estaba próximo a realizar un convenio con Cuba, para crear un nuevo emprendimiento, y erigir una fábrica de entre 50 y 60 millones de dólares para producir café, galletas y otros productos.

(Con información de Diario de Cuba)