Pese a las peticiones de sobrevivientes de la masacre, padres de los jóvenes y maestros los legisladores de la Florida aprobaron una medida para dar armas a los maestros en las escuelas.

El Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes aprobó capacitar a los maestros para que porten pistolas en las escuelas bajo la dirección de la policía local, si los superintendentes y las juntas escolares lo aprueban.

“La última línea de defensa”, dijo el representante José Oliva, republicano de Miami Lakes, refiriéndose a los maestros con armas de fuego.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La medida que aún necesita la aprobación de la Cámara de Representantes y del Senado, ha provocado fuertes críticas de los padres de las víctimas en la masacre en Florida.

“El FBI, la Policía de Broward, los agentes escolares, ustedes legisladores, todos nos fallaron a mí y a mi hijito”, dijo Max Schachter, cuyo hijo de 14 años, Alex, fue asesinado. “No puedo esperar que hagan lo correcto y protejan a los chicos de este gran estado”.

El proyecto forma parte de un plan del gobernador Rick Scott que pretende 10 alguaciles en cada escuela, lo que equivaldría a 37,000 en todo el estado. El estado cubriría los costos de las verificaciones de antecedentes, las pruebas de drogas, los exámenes psicológicos y las 132 horas de entrenamiento.

El proyecto de ley también exige gastar $400 millones para colocar a un agente escolar en cada escuela, mejorar el asesoramiento de salud mental y hacer que los edificios escolares públicos sean más seguros.