Luis Toledo,un hipano de Florida, fue hallado culpable de asesinar en el 2013 a su esposa y a los dos hijos de ella en un incidente domésticos que tuvo lugar en la ciudad de Deltona, en el Condado Volusia, reporta EFE.

El jurado encontró al hombre de 35 años culpable de asesinato en primer grado por la muerte de Thalia y Michael Otto, de 8 y 9 años respectivamente, y de asesinato en segundo grado por la muerte de su esposa de 28 años, Yessenia Suárez.

El individuo se enfrenta desde 25 años de cárcel hasta la pena de muerte, y también fue declarado culpable de obstrucción de evidencia, puesto que los cuerpos aún no se han encontrado.

“Ella murió mirándome”, aseguró Toledo, quien ha intentado terminar con su vida en más de una ocasión.

El jurado, compuesto en su mayoría por mujeres, deliberó este viernes durante ocho horas y evalúo el interrogatorio de Toledo, en el que confiesa haber matado a su esposa de un golpe en la garganta.

Según reporta EFE, la fiscalía resaltó que Toledo, exintegrante de una pandilla latina, era un hombre agresivo que mató a su esposa tras enterarse de la indidelidad que ella había cometido con un compañero de trabajo.

Por su parte, la defensa del acusado dijo que la muerte ocurrió en defensa propia porque la víctima lo atacó.

La fiscal R.J. Larizza argumentó que se mantendría el pedido de la pena de muerte para Toledo.