Grupos enviados por Cuba a Lima, Perú, para ejercer de tropa de choque contra opositores rompieron carteles puestos en la ciudad que denunciaban a la dictadura en la isla.

Las vallas, con los anuncios estaban puestas en dos transitadas intercepciones de la capital peruana, en el camino hacia y desde el aeropuerto, para que los participantes en la Cumbre de las Américas la pudieran ver.

Los seguidores del régimen rompieron los carteles y, en su lugar, escribieron consignas procastristas y la frase “Con Cuba no te metas”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“no hay provocación de la contrarrevolución mercenaria que quede sin respuesta” publicó el diario Cubadebate.