El gobierno de Estados Unidos publico hoy de manera oficial las guías para implementar un nuevo decreto de inmigración y seguridad fronteriza que planea extender las deportaciones.

El Departamento de Seguridad Nacional expande el poder de ejecución de políticas de inmigración del gobierno al instruirle a las agencias que implementen partes de la ley que estaban en desuso y aclarando los estándares para ciertas protecciones, lo que traería grandes implicaciones para procesar a los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

El nuevo informe establece un gran aumento en los recursos para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, construir el muro en la frontera sur y tomar una agresiva política contra los inmigrantes indocumentados.

La guía de seguridad fronteriza amplía el uso de procedimientos de “expulsión acelerada” para inmigrantes no autorizados, permitiéndoles ser deportados más rápidamente con procedimientos judiciales limitados.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Sobre el asilo el informe dice “El agente de asilo considerará las declaraciones del extranjero y determinará la credibilidad de las declaraciones hechas por el extranjero para apoyar su petición y considerará otros hechos conocidos por el funcionario, como lo requiere la ley”, haciendo mas difícil el asilo.

“El agente de asilo emitirá un reporte de temor creíble real sólo después de que haya considerado todas las pruebas pertinentes y haya determinado, basándose en pruebas creíbles, que el extranjero tiene una posibilidad significativa de ser elegible para el asilo o parar diferir su trasladado según Convención contra la Tortura, basada en la autoridad legal establecida”.

En el informe se deja tranquilo a los jóvenes sin papeles que son estudiantes y se benefician de la orden DACA que los protege.