El gobierno de Cuba anuncio nuevas medidas para los ‘boteros’ en La Habana con el fin de regular aún más el transporte.

Piqueras establecidas por el Estado para taxistas privados (“boteros”) comenzarán a funcionar en La Habana para el último trimestre de 2017, informó en rueda de prensa este jueves la viceministra de Transporte de la isla, Marta Oramas.

“Quienes poseen licencias operativas podrán trabajar en rutas designadas y con precios establecidos, estos últimos en concordancia con el Acuerdo 185/2016 del Consejo de la Administración Provincial de La Habana, que fija tarifas referenciales máximas”, publico la prensa oficial de la isla.

“Quienes no deseen trabajar por rutas podrán permanecer desvinculados de las estructuras que se crearán”, aclaró la nota oficialista, advirtiendo que “no obstante, se adoptarán medidas para evitar infracciones”.

Tales acciones con los ‘boteros’ conllevarán un respaldo del gobierno que incluye, entre otros aspectos, el otorgamiento de facilidades para el acceso al combustible”, informo Granma.