El gobierno de Cuba advirtió en la mesa de redonda de Cuba que las autoridades podrían ser negando la entrada de cubanos al país que ellos consideren son enemigos de la “Revolución”.

El gobierno de la isla aclaro también que los cubanos tienen que regresar a la isla ante los dos años si no quieren perder su condición como residente en la isla y perder todas sus propiedades y “derechos”.