Foto: Cubanos por el mundo

Emiley Sánchez, quien había sobrevivido a la tragedia aérea en La Habana, murió a causa de “severas lesiones traumáticas y las quemaduras” sufridas en el accidente del Boeing 737 operado por la empresa Cubana de Aviación.

En partes médicos anteriores las autoridades la habían dado con pronóstico desfavorable producto de las quemaduras en su cuerpo.

Hace unos días falleció Grettel Landrove, una estudiante de 23 años, que viajaba en el avión.

Maylén Díaz, de 19 años, continúa con pronóstico reservado.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba