Esta semana, Estados Unidos prevé votar en contra de la resolución anual de Naciones Unidas que condena el embargo estadounidense a la Isla, revirtiendo la abstención de la administración de Obama, el pasado 2016.

El Departamento de Estado declaró que volverá a su política de oponerse a la resolución cuando sea sometida a votación en la Asamblea General el miércoles.

Será la primera votación acerca del embargo desde que Donald Trump asumió el mandato.

La decisión del Departamento de Estado, es un reflejo del cambio de política que Trump anunciara en junio pasado en Miami, y en medio de las tensiones diplomáticas no podría ser distinto.

(Con información de El Nuevo Herald)