En la tarde de este jueves, el presidente estadounidense Donald Trump firmó la imposición de aranceles a la importación de acero y aluminio, como ya había anunciado.

La controvertida medida ha sido cuestionada tantos por los aliados del mandatario dentro del Partido Republicano como por naciones amigas de EEUU que se verán afectadas.

Trump dijo que el comercio “desleal” con otras naciones está afectando la seguridad nacional, así como la industria y a los trabajadores norteamericanos.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“La acción que tomo hoy sigue a una investigación de nueve meses por el Departamento de Comercio (…) La industria de acero y aluminio ha sido destrozada por prácticas injustas”, mencionó el presidente en la Casa Blanca.

Por el momento, México y Canadá como países vecinos quedarán exentos de los aranceles, mientras siguen las negociaciones sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio, dio a conocer un alto funcionario del Gobierno estadounidense.

Washington anunció que se impondrá un arancel del 25% al acero y del 10% al aluminio.

“Algunos de los países con los que negociamos son grande socios, grandes aliados militares. Veremos quién está siendo tratado justamente y quién no”, añadió Trump.

(Con información de Univisión)