El lanzador cubano, Miguel Alfredo González, que jugara en MLB con los Filis de Filadelfia, murió este jueves en un accidente automovilístico en La Habana, informaron fuentes desde Cuba.

En 2013 el beisbolista cubano salió de la Isla comunista, y firmó un pacto de seis temporadas y $48 millones con ese equipo de las Grandes Ligas, pero nunca pudo cumplir su promesa a causa de constantes problemas de hombro y codo que terminaron con su carrera.

El pelotero culminó con seis marca de 0-1 y 6.75 en seis actuaciones durante la temporada del 2014 con los Filis, que el 1 de abril del 2016 cortaron lazos con Miguel Alfredo González.

El lanzador de Habana y Artemisa en Series Nacionales, al momento de fallecer tenía 31 años, y pasará a la historia como el beisbolista cubano número 85 que jugó en las Mayores.

Con la triste noticia el deporte cubano está de luto, el jugador vistió el uniforme del equipo nacional en varios eventos internacionales, como la Copa Mundial del 2009 en la que terminó con foja de 3-0, y el Mundial 2011.

Cuando el pelotero y varios acompañantes se preparaban a abordar una lancha rápida para huir de Cuba, una embarcación de tropas guardafronteras apareció e impidió la huida, pero tuvieron una segunda oportunidad y luego de arribar a Costa Rica, el jugador pasó a Nicaragua, y de ahí una trayectoria hasta Estados Unidos, de acuerdo a reportes.

(Con información de El Nuevo Herald)