Estados Unidos pidió en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que se condenen a gobiernos con “abismales” faltas en temas humanitarios como Cuba, Venezuela y Rusia, informa Notimex.

Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos en la Organización de Naciones Unidas (ONU), repudió que gobiernos como el de La Habana y Caracas pertenezcan al Consejo y aseguró que la institución se había convertido en un “refugio” que utilizan para limpiar su “brutalidad”.

“Venezuela es un miembro del Consejo a pesar de la sistemática destrucción de la sociedad civil por el gobierno de Nicolás Maduro y de torturas y flagrantes violaciones a la libertad de prensa y de expresión”, escribió la funcionaria en un artículo publicado en The Washington Post.

Asimismo, agregó que muchas madres pasan penurias para poder alimentar a sus hijos, algo lamentable en pleno siglo XXI.

“Las madres están siendo forzadas a escarbar en los botes de basura para alimentar a sus niños. Ésta es una crisis desde hace 18 años. Sin embargo ni una sola vez el Consejo de Derechos Humanos haya considerado apropiado condenar a Venezuela”, aseguró.

Con respecto a Cuba, aseguró que aún el gobierno continúa reprimiendo a quienes no sigan su adoctrinamiento.

“Miles son detenidos arbitrariamente cada año y algunos prisioneros políticos cumplen sentencias largas. Sin embargo, Cuba nunca sido condenada por el Consejo y también es su miembro”, acotó.