Guardia-costera-estados-unidosUn balsero cubano que casi pierde su pierna cuando el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos lo estaba sacando del mar ha presentado una demanda contra el organismo federal según el diario Keys News.

Alexis Viera Borges estaba en una pequeña embarcación de madera que salió del puerto del Mariel, Cuba, en mayo de 2012 con 20 a 30 otros migrantes. Mientras estaban a la vista de los Cayos de Florida, su barco fue detenido por dos barcos de la Guardia Costera enviados desde el cortador Dauntless con sede en Miami, según la demanda.

Los barcos de la Guardia Costera se posicionaron para detener la pequeña embarcación de Alexis Viera Borges y uno de los barcos choco contra ellos tirando a algunos al mar. Alexis Viera Borges termino con una herida en la pierna debido a que su pierna izquierda quedo trabajada con la hélice de la embarcación.

Posteriormente Borges desarrolló una infección durante los cuatro días que estuvo a bordo de la corte y se toma para disminuir Keys Medical Center, una vez que llegó a Key West, y luego del Hospital Metropolitano de Miami, donde fue ingresado durante unos 42 días, de acuerdo a la demanda.

La demanda pide que se reconozca que el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos fue irresponsable en los siguientes aspectos:

  1. Al no diagnosticar su lesión y tratarlo adecuadamente, mientras que a bordo del Dauntless.
  2. Al no poder transportarlo rápidamente a un hospital en helicóptero, mientras que estaba bordo del Dauntless.
  3. La exacerbación de sus lesiones al no brindar atención inmediata.
  4. Injustificadamente retrasar ninguna explicación sobre cómo Borges pudo obtener atención médica adecuada.

La demanda no aclara el monto de la compensación económica que busca Alexis Viera Borges contra el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos.