La escritora cubana, Zoé Valdés, aseguró durante una entrevista con la agencia EFE que el pueblo cubano se ha convertido en un pueblo sin alma.

«El tiempo ha pasado y el pueblo cubano se robotizó. Hoy es un pueblo sin alma. Una de las cosas que hace el totalitarismo y el comunismo es extraer el alma de los ciudadanos», dijo.

«Cuando lo único que te interesa es la sobrevivencia, o sea, comer lo que te toca por la libreta (cartilla de racionamiento), y no sientes deseos de leer un libro o de ir a un museo porque el día a día es un infierno, todo eso es un indicador de que el ciudadano no tiene alma», dijo.

«Duele decirlo. No es nada positivo. Es una dicotomía porque al mismo tiempo que es sano, no es positivo. El odio que tengo es producto de la enseñanza que me tocó en las escuelas de Cuba, hubiera o no querido, porque mi madre, mi abuela y mi tía trataron de que no me perforara esa enseñanza», abundó Valdés sobre el odio existente entre los cubanos.


«Lo primero que nos enseñaron fue a odiar al capitalismo, al imperialismo, a los americanos; todo era odio. Mi generación es un producto de eso», sostuvo la autora.

La escritora no dejo de hablar de Venezuela y reconoció la valentía de los jóvenes venezolanos «la gente seguirá saliendo a las calles a dar la vida, sobre todo los jóvenes, porque aquel es un pueblo muy valiente, de mucho impulso y uno de los primeros en declararse libre de la esclavitud, un pueblo que lideró durante siglos los movimientos libertarios en América Latina, con Bolívar a la cabeza».