La periodista cubana Yoani Sánchez, premiada en el 2008 con el reconocido Premio Ortega y Gasset de Periodismo, denunció en redes sociales Twitter la presión sobre ella por parte de la Seguridad del Estado para que abandone el país:


«No sé si lo he dicho lo suficiente… pero va otra vez… por si acaso: No voy a irme de Cuba… un día mis cenizas descansarán bajo una mata de guayaba. Así que le recomiendo a los «inquietos muchachos de la Seguridad del Estado» que dejen de presionarme con tomar un avión o irme al exilio… es una pérdida de tiempo y de recursos para el país».

«Todas las flechas de mi carcaj son contra la dictadura. Mi diana no son los que hacen algo por cambiar la situación que vivimos aunque discrepe en métodos y estrategias. Mi diana no la determinan los «falsos enfrentamientos» que las bajas pasiones personales atizan y los egos amplifican… mi diana es el ‘castrismo'», dijo Yoani, también creadora del diario digital 14ymedio.

Manifestando además: «Todas las flechas de mi carcaj son contra la dictadura. Mi diana no son los que hacen algo por cambiar la situación que vivimos aunque discrepe en métodos y estrategias. Mi diana no la determinan los «falsos enfrentamientos» que las bajas pasiones personales atizan y los egos amplifican… mi diana es el ‘castrismo'».

Yoani que alcanza una cifra de más de 800 mil seguidores en su cuenta de Instagram y que posee también el reconocimiento internacional más antiguo dentro del periodismo: Premio María Moors Cabot, promociona con las etiquetas #SOSCuba #15NCuba en sus redes sociales la Marcha Cívica Por el Cambio en Cuba.

En el mes de octubre destacados activistas de los movimientos San Isidro 27N han salido del país, entre ellos los artistas Tania Bruguera,  Hamlet Lavastida, Katherine Bisquet, Camila Lobón, Eliéxer Márquez «El Funky», Claudia Genlui e Iris Ruiz, entre otros. También la youtuber Ruhama Fernández.Siendo lo más probable que no estén presente en la Marcha Cívica del próximo día 15 de noviembre.


La periodista Camila Acosta, que puede ser condenada a un año de prisión por cubrir las protestas del 11J en que se le acusa por los delitos de “Desordenes Públicos”e “Instigación a delinquir”, denunció días atrás presiones de la Seguridad del Estado para que abandonara el país: «Lo que ellos pretenden es mantenerme controlada, hostigada, para para que yo opte por el exilio, lo cual ya les he dejado claro que no voy a hacer”.