Un avión de Delta Air Lines desde Pekín a Seattle, Washington, fue desviado el lunes y se vio obligado a aterrizar en una isla remota frente a la costa de Alaska, debido a un posible problema con el motor.


El vuelo 128 de Delta llevaba 194 pasajeros a bordo cuando realizó un aterrizaje de emergencia en la isla Shemya, ubicada a 1.450 millas al suroeste de Anchorage, Alaska. El avión usó la pista de 10,000 pies en la estación aérea de Eareckson en la isla, que sirve como un centro de reabastecimiento de combustible de la Fuerza Aérea. No se reportaron heridos.

«Delta se disculpa con los clientes por la demora y ha enviado otra aeronave para continuar el vuelo a Seattle. La seguridad de nuestros clientes y la tripulación es siempre la máxima prioridad de Delta», dijo un comunicado de Delta.

El avión que partió de Seattle para la isla Shemya llevó a un equipo de mantenimiento, agentes de servicio al cliente y otro equipo para que se hiciera cargo del vuelo de regreso.

A los pasajeros se les permitió desembarcar después de aterrizar en la isla, se les dijo explícitamente que no tomen fotos ni usen sus dispositivos electrónicos fuera del avión.