El director del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, Ramiro Domínguez, aseguró este viernes que los voleibolistas cubanos presos en Finlandia no están abandonados.


Los deportistas, fueron acusados de violar a una mujer finlandesa en un hotel de la ciudad de Tampere, durante la estancia de la selección cubana, en la pasada Liga Mundial.

Domínguez, afirmó que los jugadores han recibido todo el apoyo posible por parte de su Federación.

No obstante, en una entrevista realizada por el diario italiano La Gazetta dello Sport, los voleibolistas se quejaron del trato recibido por las autoridades y de la escasa comunicación que tienen con su familia.

«Nosotros haremos todo lo humanamente posible para que nuestros atletas estén en casa lo más pronto posible, amén de los errores cometidos. Hay una afectación civil a la víctima, y como tal se pronunciaron las autoridades de Finlandia», señaló el funcionario.


Luis Tomás Sosa y Osmany Uriarte se encuentran en la prisión de Turku, mientras Rolando Cepeda, Ricardo Calvo y Abraham Alfonso Gavilán están en la cárcel de Kylmäkoski, cerca de Tampere, donde ocurrieron los hechos.

Los deportistas se encuentran aislados en celdas individuales en las áreas para violadores de las citadas penitenciarías.

«Todo transita por la voluntad de los afectados, porque a pesar de nuestro deseo, se respetará siempre la legislación de ese país, y tenemos respeto a las normas internas de cada lugar» reveló Domínguez.

Los abogados defensores tienen previsto realizar una apelación, el 16 de mayo, durante la cual tratarán de reducir o anular la condena de los jugadores por violación agravada.