Miembros de Vigilia Mambisa organizaron esta semana una protesta a las puertas del Consulado de España para manifestar su desacuerdo ante el respaldo de ese país a la dictadura cubana.


Durante la protesta los exiliados cubanos pidieron el boicot de productos españoles. Miembros de la organización vertieron vinos en un latón de basura y rompieron a martillazos turrones típicos españoles.

Este pedido de boicot a productos españoles en Miami ocurre pocos días después de que los Reyes de España fueran a Cuba, una visita duramente criticada por exiliados y opositores porque no se reunieron con la disidencia y sí con Raúl Castro.

«Son cómplices del crimen por omisión», dijo el exiliado Miguel Saavedra, uno de los líderes.

En ese viaje, Madrid firmó con la isla un nuevo acuerdo de cooperación de más de 52 millones de dólares y selló su alianza política con la dictadura cubana.


«El gobierno de España está metido en Cuba con todos sus hoteles haciendo dinero y oprimiendo más al pueblo de Cuba, y el pueblo está sufriendo todo», dijo Osvaldo Hernandez.

«Nosotros estamos totalmente en contra de los inversionistas españoles y del gobierno de España porque tenemos 60 años y más de 250 mil muertos y desaparecidos y tenemos hasta listas de lo que ha pasado para que estos inversionistas estén jugando con la sangre y las muertes del pueblo de Cuba», añadió Saavedra.

Vigilia Mambisa asegura que harán una protesta similar, cada 10 días, frente al consulado español en Miami.