El vicepresidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), Pedro de la Hoz, criticó el reguetón en Cuba y califico como un cáncer para la música de la isla.

El funcionario que escribe en la prensa oficial de la isla dijo que el reguetón es el reflejo de los valores que se han ido regresando en Cuba.

Lo calificó como un género muy primario y con un nivel de elaboración musical muy bajo.

Pedro de la Hoz reconoció que la inconformidad de los jóvenes a la falta de soluciones a los problemas de la vida cotidiana de los cubanos.


El dirigente no culpo solo al reguetón sino también algunos salseros que en la década de los 90 hacían contenidos igual de despreciables.

A pesar de su opinión contra el reguetón de la Hoz dijo que prohibir no era la solución sino elevar el nivel cultural de los ciudadanos.