Según una investigación de Reuters, en la que tuvo acceso a documentos de PDVSA, Venezuela reanudó la exportación de crudo ligero a Cuba, tras un alto de ocho meses que provocó la detención de la producción en la refinería de Cienfuegos, una instalación de la época soviética utilizada para explotar el crudo ruso.


La estatal PDVSA redujo el año pasado el número de exportaciones de sus crudos de grado más ligero, sobre todo al Caribe.

Después de ser modernizada por PDVSA, la refinería de Cienfuegos convertía “hasta 65 000 barriles por día (bpd) de petróleo venezolano en productos refinados para el mercado interno de Cuba y para exportaciones”, señala la citada agencia.

Aunque PDVSA incrementó en los últimos años el envío de productos refinados a la isla, la escasez de gasolina en ambos países revela que no se ha logrado satisfacer la demanda. Para lidiar con esta situación.

“En marzo, PDVSA envió 1,39 millones de barriles de crudo Mesa 30 a Cuba en tres cargas separadas descargadas en la planta de almacenamiento de Matanzas. También exportó a Cuba una carga de 596 000 barriles de crudo reconstituido”, según los datos.