Ante el indudable crecimiento de la zona comercial en Wynwood, existe un riego muy grande de que algunas casas residenciales se pierdan, sobre todo después de que un urbanizador de Texas comprara una manzana completa ubicada al norte de la Calle 29.


Según reporta El Nuevo Herald, algunos de los planes son demoler las viviendas y construir nuevos espacios comerciales, sin dejar de largo las residencias.

El vencidario es conocido como el Pequeño San Juan, puesto que tiempo atrás vivieron un gran número de boricuas.

La propuesta, que llega de manos de Westdale Real Estate Management , es la primera que, según señalan algunos expertos, apunta a un aburguesamiento no deseado de la zona, además de desplazar a vecinos de bajos recursos que se quedarán sin un lugar en donde vivir.

Algunos funcionarios de la Junta de Planificación y Zonificación de Miami se han opuesto al proyecto, pero otros reconocen que la zona necesita una revitalización y que, más allá de este proyecto, los vecinos de la zona terminarán desplazados.