hotel-carrion-ecuador


Unos 30 ciudadanos cubanos incluyendo un menor de edad han sido detenidos en el puerto fluvial de Coca, en Orellana, Ecuador. La policía deberá entreguar a los sujetos a Migración, para que sean trasladados al centro de acogida temporal en Quito conocido como Hotel Carrión y se cumpla la sentencia según el juez del caso.

La orden de deportación por parte del juez Clemente Paz Lara, de la Unidad Penal Multicompetente de Francisco de Orellana, fue interpuesta tras dos audiencias celebradas los pasados 8 y 9 de junio.

“Nosotros estuvimos más de 22 días en el Amazonas, un grupo armado nos robó, unos militares del Perú nos encontraron y nos llevaron hasta la frontera con Ecuador. Les pagamos USD 200 por persona. Cuando llegamos a Ecuador solo queríamos pasar para seguir el viaje a Estados Unidos”, indicó uno de los cubanos en conversación telefónica sostenida con el medio local El Comercio.

Los sujetos, que han solicitado un salvoconducto a través de abogados de derechos humanos que les permita transitar por el país y arribar al destino deseado: los Estados Unidos, arribaron el pasado mes de enero a Brasil para continuar rumbo al norte. Sin embargo, fueron “secuestrados por un grupo irregular armado en Colombia”, indicó El Universo. Decidieron, entonces, cambiar de planes y “pasar por Perú y Ecuador”, aclara el medio.

La historia de estos migrantes cubanos no es, sin embargo, ni extraña ni puntual, más bien pone en evidencia lo incesante de los flujos migratorios cubanos y su peso en los países que les sirven de tránsito hacia tierra estadounidense.