Foto de Instagram @univmiami

La Universidad de Miami planea despedir y suspender de empleo a algunos empleados debido a las tensiones financieras derivadas de COVID-19.


En una carta al personal el viernes, el presidente de la escuela dijo que los despidos comenzarán en junio. Los empleados que quedarán suspendidos temporalmente vendrían poco después.

En abril, la universidad implementó una congelación de contratación, aplazó los aumentos salariales y retrasó los proyectos de construcción, entre otras medidas.

El presidente de la escuela dijo que eso no era suficiente, y los empleados afectados han sido notificados.

Los empleados suspendidos continuarán recibiendo sus beneficios, según la carta.