El poder de la Madre Naturaleza estaba en plena exhibición frente a la costa de Miami Beach.

El video de un teléfono celular capturó una tromba marina girando, justo antes de las 6:30 a. m. del viernes.

La tromba se disipó rápidamente y nunca llegó a tierra.