Foto de la Guardia Costera de los Estados Unidos

Un conductor borracho estrelló su bote de 20 pies contra una puesto de navegación en las costas de Fleming Key el viernes temprano en la noche.


Kevin Scott Lancaster, de 50 años y de Key West, enfrenta cargos por navegar bajo la influencia y causar daños a la propiedad.

Dos de sus pasajeros resultaron heridos en la colisión y un tercero fue arrojado por la borda y rescatado en el mar, dijo la Guardia Costera de los Estados Unidos. Otros cinco pasajeros a bordo no resultaron heridos.

Los paramédicos transportaron en avión a las personas que resultaron heridas a un hospital local. Sus condiciones no fueron reveladas.

El bote chocó con el Garrison Bight Channel Light No. 3 alrededor de las 8pm el viernes.


Las autoridades advierten la importancia de conducir sobrio tanto en tierra como en el mar. «Navegar bajo la influencia es tan mortal como conducir bajo la influencia», dijo Ryan Andzelik, suboficial de primera clase del sector de la Guardia Costera en Key West.

«La Guardia Costera no tolerará que ustedes y otras personas se encuentren en peligro en el agua. No se embriagarían en su vehículo. No se embriaguen en su bote», añadió.

Lancaster no llevaba además la cantidad adecuada de chalecos salvavidas a bordo. Se le pusieron cargos por navegar embriagado, por negligencia grave y por la cantidad inadecuada de chalecos.