Una pareja de jóvenes cubanos, identificados como Marcos Delgado Pérez y Elaine Miranda Pérez, junto a su pequeña hija, se encuentran desde hace casi 20 días en Nuevo Laredo, México, donde quedaron «atrapados» con la eliminación de la política de «pies secos, pies mojados».

La pareja intentó cruzar hacia territorio norteamericano por el Puente Internacional nro.1. Una vez en la taquilla ante el oficial de Inmigración correspondiente, sucedió lo que ellos nunca previeron.

Los jóvenes cuentan que el oficial «les habría explicado los riesgos de su actitud». Ellos irían presos, quién sabe si un año, o dos. La niña iría seguramente a algún lugar, protegida pero lejos de la vista y el cuidado de su madre.

Se trata de una bebé, lactante, la cual en estos instantes resulta imposible separarle de su nutrición materna.

Ante tal disyuntiva los jóvenes decidieron regresar, y entre lágrimas le contaron al periodista Mario Vallejo de Univisión, su triste historia.