Una mujer perdió la vida presuntamente baleada por su propio hijo en una parada de autobús en el suroeste de Miami Dade.


El incidente se reportó en la madrugada del martes aproximadamente a las 4:30 cuando la víctima, identificada por familiares como Loretha Bruno, fue hallada sin vida en la parada del autobús que la llevaría al trabajo.

Según el detective de la policía de Miami-Dade Argemis Colomé, agentes respondieron a varias llamadas de emergencia en relación con un tiroteo a la altura de la 200 avenida y la calle 344 del suroeste.

Según testigos, la mujer estaba sentada en la parada de autobuses porque se dirigía a trabajar en los Cayos, cuando alguien se acercó y le disparó. Esta persona presuntamente fue su propio hijo quien fue arrestado posteriormente.

”Vino de Haití”, dijo a medios locales la prima de Bruno, Guddeursse Gaspard. “Es una trabajadora, ama mucho a sus hijos. Ella trabajó para esos niños y es devastador”.

El hijo fue identificado como Andrew Ellosaint de 20 años de edad. Familiares dijeron a Local 10 que habían intentado conseguir ayuda médica para la salud mental del joven pero sin resultados.


Se desconoce los motivos específicos que llevaron al lamentable homicidio.