Una mujer embarazada está demandando a American Airlines por colocar a su perro de apoyo emocional en un baño durante un vuelo de Los Ángeles a Miami.


Según la denuncia, Avigail Diveroli sufre de ansiedad severa y viajaba a Los Ángeles con su esposo y su abuelo de 87 años en la sección de clase ejecutiva de un vuelo de American Airlines en abril. También viajaba con ella su perro Simba.

En preparación al regreso Diveroli contactó a la aerolínea para asegurarse que su perro pudiera viajar con ellos en clase ejecutiva. Dos veces le dijeron que sí podía viajar con su mascota de apoyo emocional, pero al arribar a la aeronave una azafata le dijo que no era así.

En un momento, según la demanda, la azafata le dijo a Diveroli que tener un animal de apoyo emocional en la cabina está en contra de las regulaciones de la Administración Federal de Aviación y que sería «esposada» cuando el avión aterrizara.

Luego de mover a Diveroli y a su familia de puesto le dijo que tendría que encerrar al perro en el baño durante la última hora del vuelo. De esta forma agarró la perrera y comenzó a golpearla con la puerta del baño, según la demanda.


Durante todo el viaje, otras azafatas se disculparon con Diveroli, diciendo que su compañera tenía «un lado agrio» sobre los animales en la cabina, según la demanda.

La demanda federal fue presentada la semana pasada en Miami.

Según la demanda, la policía escoltó a Diveroli fuera del avión antes de concluir que no hubo delito.

La demanda busca un juicio con jurado y daños superiores a $ 75,000.