Foto de Local 10 News

Una mujer de Ocala en Florida Central intentó matar a sus cuatro niños estrellando su auto contra una palmera este pasado miércoles.

La mujer, identificada como Calicia Williams de 36 años, le pidió a los niños que se quitaran el cinturón de seguridad poco antes de estrellar el auto.


Los primeros en responder a la escena dijeron que Williams estaba divagando sobre cosas de vudú. Dijo que el accidente ocurrió porque su esposo le puso una brujería y porque «la seguían muchas personas en automóviles y estaba tratando de leer todos sus números de chapa», según el informe policial.

Mientras se dirigía a un hospital, la hija de Williams dijo que su madre les dijo a los niños que se quitaran los cinturones de seguridad, estiraran las manos hacia adelante y ella dijo: «Señor Jesús, sálvame» mientras ocurría el choque.

Williams no intentó frenar o reducir la velocidad antes del choque.

Después del accidente, Williams dijo: «El diablo no puede lastimarte, solo lastima a las personas malas. Tienes la luz de Jesús en ti y solo Jesús puede curarnos».


Se desconoce la severidad de las heridas de los niños que fueron transportados al hospital de Gainesville.

Su madre está siendo acusada de 4 cargos de intento de asesinato.