Padre de balseros cubanos

El naufragio de una embarcación rústica que intentaba llegar a las costas de Estados Unidos dejó una persona muerta y cinco desaparecidos.

Entre los desparecidos se encuentra una madre con sus dos hijos y el padre que se encuentra en Miami está desesperado pidiendo a la Guardia Costera que los busque en las cercanías de los Cayos de la Florida.


«Si algún guardacostas ve este mensaje, por favor, que patrulle los Cayos de la Florida», dijo llorando Arsén Hernández, padre de los menores durante una entrevista con América Tevé.

«¿Dónde están los niños? Hemos llamado a Bahamas, hemos llamado a las prisiones, a los hospitales, no aparecen», se preguntó la abuela de los niños, Dayamante Caballero.

Nos venimos a enterar ayer y desde entonces estamos en esta incertidumbre, que no tenemos vida, esperando a ver qué sabemos de ella y de los niños» dijo la abuela.

Lisbethy Alfonso Aborresco, de 28 años y residente en Caibarién, Villa Clara, salió de Cuba el lunes 1 de marzo junto a sus dos hijos, Luis Nesto Hernández Alfonso (4 años) y Kenna Mariana Rodríguez (6 años)  y otro grupo de balseros donde uno de ellos fue encontrado muerto.